in

Niño vendía flores en la calle; internet se une y lo ayuda


La pandemia ha dejado a una gran cantidad de personas desempleadas, tal es el caso de Edgar Machic Jr., quien ahora se ve obligado a salir a las calles a vender flores en compañía de su hijo para sobrevivir.

Edgar se sentía desanimado, no solo por tener una solvencia económica limitada sino por no poder cuidar de su hijo y brindarle un estudio. Lo que no imaginaba es que una de tantos transeúntes a los que ofrecen sus flores cambiaría su vida por completo.

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Niño vendiendo flores en una avenida pública

Edgar Machic perdió su trabajo a causa de la pandemia de Covid-19 y su hijo comenzó a ayudarlo vendiendo flores en una concurrida avenida de Los Ángeles, en Estados Unidos.

Wendy Rodríguez, una vecina y residente de la zona estaba comprando algunos alimentos cuando el pequeño se acercó y le pidió que le comprara una flor ya que no habían vendido nada ese día, tenían hambre y deudas por pagar. Wendy no pudo resistirse a la petición, compró todas las flores y le dio una propina extra.

Ayudar a otros engrandece el corazón

Niño recibiendo víveres y ayuda en especie para él y su padre

Wendy sabía que su acto había sido bueno pero no era suficiente para mejorar la calidad de vida del pequeño y su padre; entonces abrió una cuenta en GoFundMe, narró la historia de la familia y logró recaudar 40 mil dólares para ayudarles.

Cuando Edgar y su hijo se enteraron de la acción de Wendy, quedaron profundamente agradecidos.

Este es solo el comienzo de una nueva vida

Niño junto a su padre llevando flores para una venta

Después de que su esposa falleciera, Edgar y su hijo emigraron de Guatemala a Estados Unidos con la esperanza de comenzar una nueva vida. Aunque al principio todo pareció ir conforme a sus planes, la pandemia de Covid-19 terminó por arrebatarle casi todo, pues aún tiene a su mayor tesoro: su hijo, quien lo motiva a salir adelante día a día.

La historia de esta pequeña familia se volvió viral, ahora reciben ayuda de cientos personas e incluso lograron obtener una visa como residentes. Por esto y más, Edgar y su hijo se encuentran agradecidos con Wendy, y por supuesto, con todas las personas de buen corazón.

What do you think?

Written by fvolk

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Twitter está considerando estas características para su suscripción de pago

Karina Jelinek y una serie de consejos para cuidar la salud mental