in

Estos son los 6 MITOS más frecuentes sobre el CONSUMO DE SAL


Hay diversos mitos en torno al consumo de sal y a su utilización en los platos, además de que es clave saber qué cantidad se aconseja comer por día

La sal es uno de los condimentos más utilizados en la cocina. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta de sal en personas adultas debe ser menor o igual a los cinco gramos por día -el equivalente a aproximadamente dos gramos de sodio-, para reducir la presión arterial y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Disminuir la cantidad de sal en las comidas no es tan difícil como parece. El primer paso es incorporar otros condimentos que ayudarán a dar sabor y que realzarán el gusto de las comidas. Luego, se debe disminuir poco a poco a la cantidad de sal que se le pone a los alimentos y a los platos. 

Por último, es fundamental tener en cuenta que hay sodio presente en muchos productos, aún cuando no se les agregue sal. Este es el caso de los enlatados, los congelados, los alimentos ultraprocesados, tanto dulces como salados, entre otros. 

Por otra parte, cabe mencionar que hay algunos mitos relacionados a la ingesta de sodio. Conocerlos ayudará a saber si qué tienen de cierto y cómo se puede manejar el consumo de este mineral.

Hay varios mitos en torno a consumo de sal

Hay varios mitos en torno a consumo de sal

6 mitos sobre el consumo de sal

1. En un día caluroso, si se transpira mucho, es necesario agregarle más sal a la comida

Es cierto que las personas eliminan sodio y otros minerales cuando transpiran. Sin embargo, la cantidad no es lo suficientemente elevada como para que sea necesario reponerla con sal de mesa. En algunos casos se puede elegir alguna bebida diseñada especialmente para los deportistas o tomar agua mineral, que la mayoría está reforzada con ciertos minerales.

Además, llevar una alimentación rica en minerales y otros nutrientes será suficiente para recuperar las sales que has perdido.

2. La comida sin sal no tiene gusto

El problema aquí es el consumo excesivo de sal. En general, todos los productos tienen gusto propio y cuando se los condimenta adecuadamente ese gusto se realza. 

Cuando la sal se usa en exceso se da un acostumbramiento del paladar al sabor tan salado y no se le sienten los gustos a las comidas. Cuando se reduce la cantidad de sal que se usa en las preparaciones las papilas gustativas comienzan a acostumbrarse a los nuevos sabores. 

Cocinar con más condimentos y especias y con menos sal es recomendable para dar sabor a los platos y para evitar agregar sal en exceso.

Las especias son grandes aliadas para reducir el consumo de sal

Las especias son grandes aliadas para reducir el consumo de sal

3. Los alimentos con alto contenido de sal tienen un sabor bastante salado

Esto es totalmente falso. 

Muchos de los alimentos que tienen grandes cantidades de sodio en su composición tienen sabores agradables, que no indican un exceso de sal. De hecho, muchos de ellos también tienen grandes cantidades de otros ingredientes que contribuyen a tapar el sabor del sodio. Un gran ejemplo de este grupo de alimentos son las gaseosas, por ejemplo, que son productos con exceso de sodio, de azúcar, y de otros componentes que resultan perjudiciales para la salud si se consumen de más. 

Es aquí donde el etiquetado de los artículos cobra importancia. La mayoría de las personas no está acostumbrada a leer las etiquetas de los productos que consume, pero es importante adquirir este hábito para saber qué se ingiere cuando se toma una bebida o se come algo envasado. 

4. Solo las personas mayores deben preocuparse por el consumo de sal

Todas las personas deben poner atención al consumo de sal y de otros ingredientes. 

Según indican desde la OMS, la presencia excesiva de sal comer mucha sal puede elevar la presión sanguínea a cualquier edad.

No solo la sal agregada es un problema en relación al consumo de sodio

No solo la sal agregada es un problema en relación al consumo de sodio

5. Reducir la sal puede ser malo para la salud

El sodio es el componente central que se encuentra en la sal y se constituye como un elemento central para que el organismo funcione adecuadamente.

Sin embargo, es poco probable que reducir la sal afecte la salud de manera tan severa que llegue a producir un daño. De hecho, es muy difícil eliminar por completo el consumo de sal, dado que son muchos los productos que la contienen.

6. Consumir menos de 5 gramos como sugiere la OMS es imposible

Las personas que están muy habituadas a comer sus comidas con sal creen que la cantidad recomendada por la OMS es imposible de cumplir. 5 gramos son una porción que ocupa menos que una cucharita de té. 

Sin embargo, si se ponen objetivos razonables para lograr la reducción de la cantidad de sal presente en la dieta es alcanzable. La clave no está únicamente en disminuir la cantidad de sal o eliminarla por completo, sino en consumir cantidades moderadas y complementar el sazón de las comidas con especias y otros condimentos. De esta manera, los platos tendrán sabor, no perderán gusto e incluso se conocerán sabores nuevos.



Noticia Original

What do you think?

Written by Redacción

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Ratifican condena contra exintendente de Cambiemos

Huawei Watch Fit: mira todo lo que trae la caja del smartwatch en este unboxing | Mexico | España | DEPOR-PLAY