en

La candidatura de Elisa Carrió multiplicó las inter…


Elisa Carrió anunció que planea postularse para diputada nacional por Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires y fue como si estallara una bomba en JxC, entre cuyos dirigentes bonaerenses la noticia causó «sorpresa y estupor». En particular, entre quienes aspiraban a encabezar las listas de candidatos para las elecciones legislativas.

A principios de 2020, Carrió había renunciado a su banca en Diputados con una carta dirigida al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, manifestando su «decisión irrevocable» de dejar su cargo a partir del 1º de marzo de este año. Y hace menos de dos semanas, había declarado: «No voy a ser candidata. Dependo de mi consciencia, no de los votos. Muchos me respetan por mi coherencia». Pese a todo eso, la titular de la Coalición Cívica (CC) confirmó el lunes un rumor que había comenzado a circular en las últimas horas: «Voy a ser candidata en el 2021 en la provincia de Buenos Aires. Yo estoy dispuesta que salgamos a la libertad», sostuvo la exdiputada. Y por si quedaban dudas sobre sus aspiraciones, afirmó: «Para limpiar la provincia no descarto ser candidata a gobernadora en el 2023».

La recepción de la noticia con «sorpresa y estupor» se produjo entre los intendentes del Grupo Dorrego, el espacio que agrupa a jefes comunales de Juntos por el Cambio como Jorge Macri (Vicente López), Julio Garro (La Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Néstor Grindetti (Lanús). El Grupo Dorrego viene dando una pulseada con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para quedarse con la lapicera que definirá las listas de postulantes. A largo plazo, el objetivo de los intendentes era marcar la cancha de cara al 2023, para evitar los habituales saltos de distrito que suelen dar los dirigentes en años electorales.

En esa puja, hay todavía otra inógnita: la exgobernadora María Eugenia Vidal, de buen diálogo con Larreta, no definió aún si competirá en los próximos comicios en territorio bonaerense o si se mudará a CABA. Su estrategia es prolongar la incertidumbre y, según explicaron desde su entorno, tampoco romperá ahora el silencio.

El anuncio de Carrió también generó malestar en el sector de Juntos por el Cambio más cercano a Emilio Monzó, el ex titular de la Cámara de Diputados durante la presidencia de Mauricio Macri. El diputado nacional Sebastián García De Luca salió al cruce del ataque de Carrió, quien calificó a Monzó de «hipócrita» y de «querer la derrota de María Eugenia Vidal» en 2015. «Los agravios tienen que ver con su pretensión de enfrentarlo a Emilio Monzó en la provincia de Buenos Aires. Y ojalá que exista democracia interna en JxC para que la gente decida en las próximas primarias», dijo García De Luca. «No vamos entrar en el agravio y la difamación en función de intereses políticos personales. Nosotros sólo queremos que Juntos por el Cambio se amplíe, garantice la competencia y que haya reglas de juego claras», concluyó el legislador.



Nota Original

¿Qué piensas del artículo?

Escrito por Redacción

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

por qué contadores proponen bajar el IVA

IRSA sigue achicando sus negocios para sobrevivir