en

Los detalles del vuelo a Rusia para traer la vacuna…


Un vuelo de la compañía Aerolíneas Argentinas despegará hacia Moscú a las 19:30 desde Ezeiza para traer un primer lote de las dosis de la vacuna Sputnik V contra la COVID-19 para inmunizar a las primeras 300.000 personas. Regresará el jueves antes del mediodía, según confiaron fuentes oficiales. El vuelo de ida se extenderá por unas 17 horas, y el de vuelta, 18, ambos sin escalas.

Los detalles del vuelo

La aeronave, un Airbus 330, permanecerá durante cuatro horas y media en el aeropuerto internacional de Moscú-Sheremétievo para cargar en bodega los 300.000 antídotos, que tienen un peso estimado de 8 toneladas.

Las vacunas serán almacenadas en unos embalajes fabricados por la empresa alemana DHL, llamados Thermo Box, que mantendrán la temperatura de los medicamentos a 18 grados bajo cero durante todo el viaje.

La tripulación total de este vuelo estará conformada por tres tripulaciones completas «normales» , cada una integrada por un comandante y dos copilotos, más un piloto de refuerzo.

Para conducir el Airbus 330, un avión utilizado para trayectos de largo recorrido, se necesitan un comandante y dos copilotos, pero la empresa optó por añadir un tercero porque por normativa pueden pilotar hasta 12 horas.

De esta manera, cada tripulación se encargará de una fase del vuelo.

La aeronave también traslada un despachante de carga, que coordinará la estiba y realizará los trámites pertinentes en la terminal y un despachante operativo, responsable de la planificación del vuelo, de controlar el peso de la aeronave y de supervisar la carga de combustible.

A falta de representantes en Rusia, Aerolíneas Argentinas envía además dos técnicos de vuelo para solventar cualquier incidencia.

En el vuelo también viajarán varios tripulantes de cabina que a la vuelta se ocuparán de atender a una comitiva del Gobierno argentino que se encuentra en Moscú y que regresará con el avión de Aerolíneas.

El Gobierno argentino firmó hace dos semanas un contrato con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) para inmunizar a 10 millones de personas entre enero y febrero, con una primera remesa de 300.000 antídotos que es la que transportará Aerolíneas Argentinas.

La delegación oficial del Gobierno que se encuentra de visita en Moscú para interiorizarse sobre el desarrollo de la vacuna está integrada por la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial Cecilia Nicolini y cuatro técnicas de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), organismo que deberá aprobar el medicamento.

La vacuna Sputnik V ha sido elaborada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya. El contrato del Ejecutivo argentino con el fondo ruso es el tercero que suscribe el país sudamericano.

El primero fue con la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astrazeneca, y el segundo con el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud, que pretende establecer una cooperación multilateral para facilitar el acceso equitativo a las vacunas disponibles.

El país sudamericano, que acumula más de 1,5 millones de casos de COVID-19 y registra más de 41.800 fallecimientos de personas con esa enfermedad respiratoria, tiene una población de 45,4 millones de habitantes.



Nota Original

¿Qué piensas del artículo?

Escrito por Redacción

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Todavía falta para activar al 100% a la economía del conocimiento

por qué se dispararon los costos