en

por qué Liz Solari está en contra


La actriz representa, junto a otros famosos, la lucha contra el negocio multimillonario que el Gobierno busca concretar con la potencia oriental

Liz Solari, modelo argentina, es una de las caras visibles que intenta detener el acuerdo porcino con China. De la mano de otras personalidades del país, la también actriz publicó un video en sus redes sociales para concientizar sobre los riesgos sanitarios de que la potencia instale sus «mega fábricas de cerdos chinos en Argentina».

El acuerdo pacta desembolsos asiáticos de casi 4 mil millones de dólares

El acuerdo pacta desembolsos asiáticos de casi 4 mil millones de dólares

El material audiovisual cuenta con la presencia de sus colegas de espectáculos: Federico Bal, Julieta Díaz, Pablo Granados, Nacha Guevara, Marcela Kloosterboer, Nicole Neumann, Luis Novaresio, Cande Tinelli, Guillermina Valdés y Julián Weich. Además, junto a más de 50 ONGs, invitó a todos los interesados en firmar a favor de la causa en la cuenta abierta de Change.org destinada a detener el millonario millonario acuerdo. La misma ya lleva en este momento más de medio millón de firmas. 

Una «nueva pandemia»

Dentro del video de cinco minutos y medio de duración, Solari resume brevemente el acuerdo y el problema que este conlleva: «China le ofrece a Argentina pagar US$ 27 mil millones a cambio de crear granjas industriales de cerdos para abastecer a su mercado. Esto no beneficia a la sociedad argentina: no le provee buenos alimentos, ni una mejor calidad de vida y nos expone a nuevas crisis de salud y económicas».


Se refieren al convenio como una «Nueva pandemia» de la industria argentina. «Protejamos nuestros recursos naturales, nuestra tierra, y a nuestra sociedad. Los argentinos unidos decimos NO a las megafabricas de cerdos chinas en Argentina. NO a nuevas pandemias. No a los incendios forestales. NO a los negocios de muerte. El pueblo argentino elige la vida y eleva su voz ante la destrucción de la biodiversidad por el insostenible y cruel negocio de industrialización de animales«, se lee en la publicación que realizó en Instagram.

Desde una perspectiva vegana que se posiciona en contra del asesinato de animales para su consumo, la modelo detalla: «El COVID-19 es una enfermedad zoonótica (salto genético de animal a humano) y está directamente relacionada con la forma en que los humanos crían, consumen y comercializan animales». Es seguido de esto que indica que el consumo de este tipo de carne favorece la difusión de «supercepas de gripe». A raíz de este argumento, llamó al gobierno a implementar un Plan de Salud Nacional que se focalice en la alimentación a base de platas, y a su vez promueva que las familias cultiven en huertas propias «para enfrentar la Pandemia de COVID-19, la crisis de desnutrición y la desocupación».

El pacto ya había recibido críticas por su descuido al medio ambiente, por lo que en agosto se vieron obligados a modificar los términos del acuerdo y enunciaron que el mismo ahora «promueve las buenas prácticas ambientales para que las actividades no sólo sean respetuosas de las leyes ambientales sino que además contribuyan a promover la salud de los ecosistemas y la protección de los recursos naturales en las regiones directamente involucradas«.

Liz Solari y Manuel Alfredo Martí se reunieron en Casa Rosada para manifestarle al presidente su preocupación por el acuerdo

Liz Solari y Manuel Alfredo Martí se reunieron en Casa Rosada para manifestarle al presidente su preocupación por el acuerdo

El reclamo llegó a la Casa Rosada

En línea con el movimiento, la Unión Vegana Argentina posteó en sus redes sociales que el presidente Alberto Fernández «afirmó que el Gobierno no va a promover modelos industriales de producción de ganado porcino que puedan poner en riesgo la salud pública, o que observen características contaminantes para el ambiente».

El Jefe de Estado se había reunido el 25 de noviembre en la Casa Rosada con los activistas de la organización, Liz Solari y Manuel Alfredo Martí. La foto del encuentro, publicada recién esta semana, causó revuelo en las redes por la intencionalidad que transmitía. Es por esto que desde la cancillería, comunicaron que el mandatario simplemente recibió a los invitados, pero no apoyó la causa.

El convenio con China establece que haya un «intercambio de investigaciones científicas y tecnología agropecuaria en el sector porcícola», «sanidad animal en el sector porcícola» e «inversión y comercio en el sector porcícola». El gigante asiático había perdido 20 millones de toneladas de las 54 millones que solía producir debido a la enfermedad. Es por esto que el procura garantizarle a China hasta 900.000 toneladas anuales de carne de cerdo y contempla el desarrollo de mega granjas con capacidad para albergar a 300.000 hembras.





Noticia Original

¿Qué piensas del artículo?

Escrito por Redacción

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Adelanto de herencia y donación de inmuebles: qué impuestos pagar

Dólar y precios: ¿la paz de diciembre esconde el riesgo de nuevas turbulencias en enero?