in

Sagristani | Deuda: corrimos el elefante, aprovechemos la oportunidad


Radio Mitre Mitre Córdoba

1 septiembre, 2020 11:19

El arreglo con los bonistas limpia de obligaciones a este gobierno, alivia las del próximo y sobrecarga a los dos siguientes. Construyamos una oportunidad, no otro default.

Sagristani  Deuda corrimos el elefante, aprovechemos la oportunidad
La columna “Economía y Política” de Carlos Sagristani.

Argentina cerró un capítulo relevante en la reestructuración de los 325.000 millones de dólares de la deuda pública.

Arregló el 20% de ese pasivo, casi equivalente a la riqueza que el país genera en un año. El tramo en dólares con los bonistas bajo ley extranjera. El acuerdo con los bonistas sometidos a los tribunales argentinos se formalizará en las próximas semanas. Es casi un hecho.

El mayor desafío será patear a 10 años, en condiciones favorables, los 44.000 millones que debemos al Fondo Monetario.

Alberto Fernández presentará los resultados del canje de deuda en la Casa Rosada

Pero volvamos a la etapa clausurada ayer. Se logró un fuerte alivio inicial, aunque se traslada para los años posteriores un perfil de vencimientos muy exigente.

El economista Esteban Domecq lo expresó en números.

En lo que resta de este mandato presidencial las obligaciones sumarán 3.200 millones de dólares, contra los 54.800 millones previos al acuerdo. Un 94% menos.

El próximo presidente deberá afrontar pagos por 35.000 millones. Una reducción del 27% sobre los compromisos previos al arreglo.

Escuchá la editorial completa acá.

A partir de 2028 el esquema se revierte. Esa es la parte oculta del gráfico que el presidente mostró en televisión, doblando sin pudor el papelito.

Quien gobierne hasta 2031 enfrentará vencimientos por 49.800 millones de dólares, un 87% más que lo previsto antes de la refinanciación.

El panorama para el mandato siguiente es parecido, con obligaciones por 46.000 millones, en lugar de 16.000 millones. Es decir, crecerán nada menos que un 185% por encima del esquema anterior.

Domeq suele decir que “se corrió el elefante”. Si en los próximos años Argentina no remueve las causas que históricamente trabaron su desarrollo, sólo estará construyendo su décimo default.

Alberto Fernández, sobre la negociación de la deuda: “Fue casi un parto”

Pedimos “gancho” a los acreedores privados y lo conseguimos. En condiciones más parecidas a sus términos que a la oferta inicial de Guzmán. Deberemos pagar un 38% más que lo pretendido entonces.

Puesto en perspectiva, el arreglo oficializado ayer es el primer ladrillo en la construcción de una nueva oportunidad, que requerirá un gran esfuerzo.

En lo inmediato, el logro mayor es dejar atrás el default y abrir una ventana al financiamiento externo de las grandes empresas.

El gobierno espera que baje el riesgo país cuando se emitan los nuevos bonos del canje. Y con ello, el costo financiero. Aunque de partida, las tasas todavía triplican a las del mercado. Precio de incumplidor contumaz.

Sagristani | Usurpaciones: el punterismo y el delito reemplazan al Estado ausente

El ministro de Economía hizo el primer movimiento en la partida con el Fondo. Se comprometió ayer a reducir en 2021 el déficit fiscal primario (sin contar intereses de la deuda) al 4,5% del producto bruto. La mitad del rojo proyectado para este año, pero el doble de lo que pediría el FMI.

La discusión central radica en los márgenes fiscales para la política de estímulo a la demanda y la obra pública que el gobierno imagina como “locomotoras de la recuperación”. Un modelo opinable, por cierto.

El resultado final estará condicionado por los niveles de emisión y del dólar. Pero también por la presión impositiva y la capacidad de recrear la confianza.

Escuchá Radio Mitre Córdoba todo el día, hacé click acá.

What do you think?

Written by fvolk

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

“Es importante que se esclarezca el asesinato del beato Wenceslao Pedernera” La Rioja

Para ganar dinero haciendo videoconferencias con Zoom