in

Por qué las empresas emergentes de Rusia y España no son competencia, y sí socios potenciales


En el año 2019, el intercambio comercial entre Rusia y España ascendió a 5.800 millones de dólares, lo que significó un incremento de un modesto 2,06% en comparación con el año 2018. Para comparar, en el año 2012 el intercambio comercial entre Rusia y España fue de 10.600 millones de dólares. He aquí dos ejemplos más. En el año 2019, el intercambio comercial entre Rusia y Francia ascendió a 14.900 millones de dólares, en el caso de Italia este valor alcanzó 25.200 millones de dólares. 

¿Qué revelan estos modestos números en cuanto al comercio mutuo entre Rusia y España? En primer lugar, nos hablan de que existe un potencial que no ha sido plenamente desarrollado entre las empresas, es decir, en la esfera de los negocios. Nosotros, en la compañía Zyfra, desarrollamos soluciones para la digitalización de la industria, y puedo afirmar con toda seguridad que la digitalización no es un diálogo entre un Estado y otro o un asunto que se resuelva entre grandes compañías, es más bien un diálogo entre el Estado, las grandes empresas y las PYME. Aquello que están haciendo hoy día las empresas emergentes en el ámbito de la inteligencia artificial y el Internet industrial de las cosas es, a menudo, un fenómeno único no reproducido hasta ahora ni por el Estado ni por las grandes corporaciones.

Las empresas rusas y españolas no competimos entre nosotras. Tenemos posibilidades únicas para complementarnos. Estamos seguros de que este intercambio ocurrirá en todas las esferas. Esto es positivo tanto para España como para Rusia y es importante para la interacción ruso-europea. 

Concentrémonos, a pesar de las sanciones, en las posibilidades de una intensa cooperación e intercambio de opiniones. Debemos crear un ecosistema que agrupe los nuevos elementos y perspectivas de la cooperación. Necesitamos atraer la atención de las nuevas generaciones. Hay que descubrir qué formatos podemos ofrecer para que los jóvenes empresarios rusos y españoles presten atención los unos a los otros. 

Hemos participado en centenas de eventos en Rusia y en decenas en España. Y en ninguno de ellos estuvieron presentes las PYME de España o de Rusia, sin embargo, estas compañías también desearían encontrar socios. Simplemente, aún no hemos aprendido a crear premisas para que este tipo de compañías se conozcan entre sí, aunque sea un poco. No hay que olvidar que estamos hablando de empresas que dentro de unos diez años serán los constructores de la economía digital tanto en Rusia como en España. Tenemos que resolver esta tarea juntos.

Una de las perspectivas interesantes, desde nuestro punto de vista, es la creación de cooperaciones tecnológicas para trabajar y promover soluciones conjuntas en el ámbito del Internet de las cosas y la inteligencia artificial en países terceros. 

Rusia y España son capaces de crear espacios digitales en los países de América Latina donde casi no hay presencia de compañías rusas, así como también en Europa de Este, donde las compañías españolas aún no cuentan con suficiente presencia. Uniéndonos en torno a la tecnología y los recursos, promoviendo y comercializando nuestros productos en conjunto, podremos alcanzar grandes éxitos. 

Existen varios modelos de cooperación. El producto de una compañía complementa el producto de otra. O una compañía que ya tiene su cartera de clientes en un país vende allí productos de otra compañía. Además de trabajar en otros países, se pueden proponer proyectos comunes en los mercados de Rusia y España. Este modelo es ideal, en primer lugar, para las PYME y las empresas emergentes. 

En la primera etapa, las empresas rusas y españolas que proponen soluciones en digitalización y desarrollo en el ámbito de la inteligencia artificial, para ciudades inteligentes y demás proyectos similares tienen que programar encuentros como mínimo dos veces al año para diseñar un modelo eficiente de cooperación. 

En los procesos de digitalización hasta el momento no hay competencia, pero se observa una falta de conocimientos y experiencias. Por nuestra parte, podríamos ofrecer a las compañías españolas reunirnos y compartir experiencias relativas a proyectos exitosos o fracasados y, además, establecer un programa de visitas a nivel de emprendedores. Estamos seguros de que los ministerios en cuestión, tanto en Rusia como en España, apoyarían esta iniciativa.

Se podrían utilizar diversos eventos internacionales como posibles plataformas para este tipo de encuentros. Por ejemplo, el 22 de septiembre de 2020 tendrá lugar el Parque de Investigación, Tecnología e Innovación de Sharjah (SRTI Park, por sus siglas en inglés), la plataforma de ciencia, investigación e innovación más grande de EAU organiza la primera cumbre para el intercambio de tecnologías de innovación en los países de Oriente Próximo y del norte de África (MITT Summit). La primera cumbre híbrida de la historia unirá a los principales actores del mercado internacional de Sharjah, Nueva Delhi, París, Moscú y Nueva York para una discusión de 14 horas sobre la mejor forma de organizar el futuro innovador y asegurar el desarrollo sostenible.

España puede presumir de una larga historia de implementación de tecnologías e innovaciones. Al mismo tiempo, en este mundo de constante desarrollo, el cambio a tecnologías digitales que transforman nuestra vida para mejor depende de las capacidades de las regiones para intercambiar conocimientos. En la MITT Summit los representantes del Gobierno español, del sector de negocio y del sector tecnológico podrán establecer contactos con líderes de empresas y organizaciones mundialmente conocidas que comparten sus puntos de vista a fin de fomentar la promoción, incrementar y diseminar las ideas de transformación.

En general, de acuerdo con los objetivos de la ONU en materia de desarrollo sostenible, el programa de la MITT Summit está dividido en 6 secciones temáticas: tecnología de tratamiento de agua, fuentes renovables de engría, tecnologías para el medio ambiente, digitalización, diseño en el ámbito Industria 4.0, movilidad y ciudades inteligentes. En el año 2020, MITT Summit, junto con la organización Women in Tech, proporcionará el equilibrio para los ponentes desde el punto de vista de la política de género, cumpliendo con una proporción 50/50. En el panel Women in Tech también se discutirá el tema de cómo la igualdad entre hombres y mujeres estimula el crecimiento económico.

La organización internacional Women in Tech puede actuar como una plataforma para que las mujeres emprendedoras de Rusia y España se conozcan. Actualmente, nosotros y Women in Tech estamos en la etapa de desarrollo del primer hackathon internacional con equipos mixtos (50% hombres y 50% mujeres) y planeamos celebrarlo en el mes de noviembre. El formato en línea nos permitirá hacer de este evento un acontecimiento global. Contamos con la participación en el hackathon de jóvenes especialistas de España y América Latina.

Al mismo tiempo, necesitamos emprender pasos serios a nivel político y conseguir apoyo en este ámbito. Después de muchos años de conversaciones, Rusia y España no han podido lograr resultados importantes, por lo tanto, necesitamos de nuevos métodos para desarrollar la cooperación entre nuestros países.

What do you think?

Written by fvolk

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Un día como hoy: efemérides del 15 de septiembre

20 Ideas de atuendos para combinar con tus shorts noventeros