en

qué dijo el Gobierno porteño


La decisión oficial de limitar a determinados rubros encendió luces rojas en el tablero del sector. Las autoridades explicaron de qué forma se sigue

La decisión oficial de restringir un paquete de actividades como forma de combatir la expansión del coronavirus encendió luces rojas en todos los ámbitos económicos. Desde el Gobierno nacional se informó la decisión de suspender determinadas prácticas recreativas y ese aspecto activó los interrogantes respecto del devenir para los gimnasios.

Sin embargo, desde la Ciudad esta misma mañana dejaron en claro que el rubro podrá seguir funcionando tal como lo venía haciendo hasta ahora.

En el marco de una conferencia de prensa de la que también tomó parte Horacio Rodríguez Larreta, el Jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, aclaró que, «en relación con algunas de las actividades en espacios privados, como por ejemplo los gimnasios, van a seguir funcionando con los protocolos correspondientes».

«De esa manera tenemos la confianza en la reducción significativa de cualquier riesgo de contagio. Para eso se elaboraron más de 150 protocolos en la Ciudad para diferentes actividades», remarcó el funcionario.

Estas son las restricciones

Estas son las restricciones

La decisión del Gobierno de la Ciudad confirma lo anticipado a iProfesional por fuentes del sector. En diálogo con este medio, referentes de la actividad confiaban en una continuidad sin cambios en tanto los gimnasios han probado la efectividad de sus protocolos.

«Tenemos gente responsable de cumplir que se cumpla cada instancia del protocolo. También el Gobierno tiene facilidades para hacer lo mismo. En tanto no es una fiesta privada, no resulta necesario reducir la cantidad de personas que asisten«, comentó la fuente interpelada.

«En concreto, las actividades se mantienen como en la instancia previa a los anuncios de esta semana. Seguiremos trabajando con el aforo del 30 por ciento y todas las pautas que venimos implementando», añadió.

Las autoridades porteñas, a tono con estas palabras, entienden que la efectividad del protocolo implementado por los actores de la actividad, que incluye desde el aforo mencionado hasta la sanitización permanente de los espacios, pasando por el distanciamiento, el uso obligatorio de barbijo y la reserva de turnos, entre otras medidas, viene dando los mejores resultados.

La efectividad del protocolo, clave para continuidad de los gimnasios.

La efectividad del protocolo, clave para la continuidad de los gimnasios.

Contexto complicado

Al igual que ha ocurrido con todas las actividades que implicaban el encuentro presencial, los gimnasios están entre los segmentos que recibieron de lleno el golpe de la pandemia, la implementación de la cuarentena, y el desplome de la economía. El combo resultó fatal para el rubro: según fuentes del segmento, sólo en el último año bajó la persiana casi el 20 por ciento de los establecimientos. Previo a la pandemia, el nicho estaba conformado por más de 6.000 sitios de entrenamiento distribuidos en todo el país.

Con escaso o, en muchos casos, directamente nulo acceso al crédito, muchos emprendimientos no alcanzaron a ver la luz del final del aislamiento obligatorio. Sin embargo, tras la salida el camino tampoco fue de rosas para los sobrevivientes: con el rebrote de Covid-19 de principios de enero volvió a mermar la afluencia de público y restableció la incertidumbre entre los actores de ese ámbito.

Por fortuna, la baja en la demanda resultó ser breve y desde mediados del primer mes de 2021 a esta parte los gimnasios están recuperando socios más allá de la vigencia de pautas que, como en el caso del aforo del 30 por ciento, limitan la ocupación en los salones.

La pandemia se cobró la vida comercial del 20 por ciento de los gimnasios.

La pandemia se cobró la vida comercial del 20 por ciento de los gimnasios.

Las compañías del sector ahora enfrentan el desafío de obtener la continuidad del programa Ahora 12, que vence el 31 de marzo y viene acercándole oxígeno financiero a toda la actividad. El programa en cuestión permite que los gimnasios adelanten ingresos y, desde esa posibilidad, cercena el drama del mayor endeudamiento.

En paralelo, los gimnasios reclaman ser considerados auxiliares de salud, algo lógico en virtud del servicio que prestan, en lugar de seguir catalogados como lugares de entretenimiento. La modificación también les permitiría a las compañías acceder a otras formas de financiamiento en un año que arrancó con la quita de los ATP oficiales, una opción que ayudaba a cubrir el 50 por ciento de cada sueldo.



Noticia Original

¿Qué piensas del artículo?

Escrito por Redacción

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

SLENDYTUBBIES La maldad tras la inocencia 💀 Historia de Terror Draw My Life

Reino Unido, a escasos días de la inmunidad de rebaño